«Congelado me hallo», las palabras de Gabriel del Pozo CESM

"Congelado me hallo", las palabras de Gabriel del Pozo CESM 1
Miguel Ángel Miguel Andrés. M&M Difusión. Soria.

El pasado 11 de septiembre en una misiva, Gabriel del Pozo, Secretario General del CESM, nos resumía.

«No necesitamos agradecimientos, pero desde luego necesitamos mucho menos su encarnizamiento contra los profesionales.»

En su comunicado, nos explicaba como se había quedado de frio ante las últimas declaraciones del ejecutivo.

«Sí. Congelado me hallo con las últimas declaraciones/globos sonda sobre la congelación del salario de los funcionarios tras los agradecimientos del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Adjunto dos ejemplos:

  1. Ese logro -ha subrayado- no se debe al azar, sino al trabajo de los profesionales sanitarios (23/05/2020).
  2. El presidente de Gobierno agradece la labor de los profesionales sanitarios, las Fuerzas de Seguridad del Estado, al resto de trabajadores de servicios esenciales, a los ciudadanos y al Ministerio de Sanidad, entre otros, durante su última comparecencia en estado de alarma. (20/06/2020).

Nos encontramos con la sorpresa de que ese agradecimiento se va a materializar, va a dejar de ser algo espiritual y se va a transformar en materia. Bueno, más bien en enorme losa que va a recaer en los de siempre, pues me imagino que las cabezas pensantes y ejecutantes del Ministerio de Sanidad no van a ser agraciados con la congelación, sino que igual son ‘castigados’ con un aumento salarial.

Parece mentira que a los que más se han implicado en la lucha contra la pandemia, y a los que desgraciadamente más se van a tener que implicar en este nuevo recrudecimiento de la misma, probablemente debido a la ineficacia en la planificación de actuaciones para evitarlo de nuestros dirigentes, se los vaya a castigar de nuevo con una bajada o congelación salarial. No recuerdan que desde el Gobierno del señor Zapatero ya arrastramos los efectos de la congelación-bajada que en los profesionales médicos ha llegado a suponer una pérdida de casi un 30%, y que de esa contribución altruista sólo hemos tenido la subida lineal de los dos últimos años. Por si alguien no lo entiende, se subió para todos por igual, manteniendo por tanto nuestra pérdida sin ninguna recuperación.

Si lo que quieren conseguir es enfadar más a los profesionales y ayudarnos a decidir finalmente llegar al conflicto, enhorabuena, lo han conseguido. Y además conseguirán que nos sumemos todos, los que más esfuerzo y compromiso han demostrado en la lucha contra la pandemia.

Por favor, mediten mucho sus decisiones y si puede ser olvídense de nosotros. No necesitamos agradecimientos, pero desde luego necesitamos mucho menos su encarnizamiento contra los profesionales.»

Un día después, el 12 septiembre, La Sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, dejaba a Gabriel más frío si cabe, pues a través de Auto dictado por la Sala de lo Civil y lo Penal de ese órgano judicial, ha acordado la inadmisión del recurso de súplica presentado por la CESM, Confederación Estatal de Sindicatos Médicos en la Comunidad, referido asimismo al Auto de ese tribunal por el que se rechazaba la comisión de delito contra la seguridad de los trabajadores por parte de la consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, en el ejercicio de las funciones de su cargo.

El TSJ reitera la inadmisión ‘limine litis’, es decir, desde el momento mismo de ser presentada, por no ajustarse a las reglas o requerimientos del procedimiento legalmente establecido, ya que, tal y como indica en su decisión, “…los hechos en que se fundan las imputaciones de los delitos que se acusa a la consejera querellada no alcanzan a llenar las exigencias de ningún tipo penal, tal como ha quedado argumentado en la resolución impugnada y siendo éstos los que han de motivar la admisión de la querella y la incoación del procedimiento, necesariamente ha de concluirse la imposibilidad de iniciar una investigación criminal…”.

Incluso, en su sentencia, los magistrados de la Sala, ante las decisiones adoptadas por la Consejería de Sanidad en las que el demandante justifica ahora la presentación del recurso de súplica, indican que “… no sólo no infringe la normativa en materia de seguridad laboral sino que aparece como la más acorde, dadas las circunstancias, con el deber de protección de la salud e integridad del personal sanitario, por la elemental conclusión, como dice el Fiscal en su informe, de que, si se privaban totalmente de las mascarillas a los sanitarios, entonces sí que carecerían de protección y estaría expuestos al contagio de la COVID-19, sensatez que contrasta con el empecinamiento del querellante en mantener su pretendida defensa del interés de dicho personal por una vía, la criminal, consciente de su inviabilidad a la vista del material probatorio por el mismo aportado”.

Después de la carta escrita por Gabriel desde el CESM y el auto del TSJ, parece que la situación de nuestros sanitarios es la que es en estos momentos y fue la que fue en el periodo más intenso de la pandemia cuando veíamos a nuestras enfermeras construirse sus trajes EPI con bolsas. Hoy nos dejan constancia de la situación en los Centros de Salud de Atención Primaria, véase artículo.

La forma en la que tratamos la información nos diferencia del resto de medios de difusión.

La crisis del COVID 19 esta afectando considerablemente a la venta de publicidad con la que se sostiene este medio, no te podemos ofrecer un carnet VIP, pero si la posibilidad de que realices un donativo para ayudar a mantener este canal de información."Congelado me hallo", las palabras de Gabriel del Pozo CESM 2

Crowdfunding Solidario:

Ayúdanos a Mantener un Medio Digital
de Información Independiente en la España Rural.

Pulsa para hacer tu donativo

 

 

 

Comparte si te ha gustado...

Entradas relacionadas