El Castillo de Ucero

El Castillo de Ucero 1
Miguel Ángel Miguel Andrés. M&M Difusión. Soria.

¿Qué ver en Soria? El Castillo de Ucero. Continuamos en nuestro caminar mostrándoos Soria, hoy nos acercamos al Castillo de Ucero, que corona el alto de dicha localidad soriana.

El Castillo se encuentra situado en un enclave estratégico, Edificado sobre un promontorio rocoso en la orilla del río Ucero, cerca de su nacimiento, domina el amplio espacio de los valles de los ríos Lobos y Chico y se alza sobre la villa que le da nombre y que antiguamente salvaguardaba en su interior.

 

Estamos a la entrada del Cañón del Río Lobos, una zona de tierras calizas horadadas por las aguas y que cuenta con numerosas cuevas.

El Castillo de Ucero 2

Una zona ocupada desde la prehistoria como nos muestran las pinturas rupestres de la Cueva Grande al lado de la ermita de San Bartolomé, o las de Cueva Conejos o las de la Cueva de la Galiana, pinturas y restos como los del yacimiento del balconcillo o los restos encontrados en la cueva de los polvoristas, un conjunto de pruebas que datan la presencia humana en la zona entorno a la Edad del Bronce.

Nos encontramos en un entorno peculiar habitado de forma continuada por visigodos, celtiberos y romanos, que construyeron un acueducto para llevar el agua desde el lago donde nace el río Ucero en el interior de la montaña de la Galiana, hasta Uxama, (Burgo de Osma). Encontrándose restos de dicho viaducto en el pueblo de Ucero, horadando la montaña.

El Castillo de Ucero 3

Fue en enero de 2016 cuando se terminó de restaurar este castillo que se asienta sobre los restos de un castro celtíbero. Unas obras que duraron 15 meses, con las que se consolidaron los muros de la torre del homenaje, la barbacana y la fortaleza.

El castillo se halla bajo la protección de la Declaración genérica del Decreto de 22 de abril de 1949, y la Ley 16/1985 sobre el Patrimonio Histórico Español. Es propiedad de la iglesia católica y es visitable.

 

 

¿Por dónde acceder?

El camino más sencillo para subir al castillo, parte del propio pueblo de Ucero. Si entramos con el coche al pueblo por la margen del castillo y subimos toda la pendiente de hormigón hasta el final, llegaremos a una plazoleta redonda donde podremos dejar el coche aparcado y subir caminando.

Unos 250 metros a pie por un camino serpenteante de fácil acceso y un repecho más pronunciado de 20 metros, nos situarán a las puertas del foso y debajo del escudo arzobispal que preside ese acceso.

*Carrusel de Fotos del Interior del Castillo

El Castillo de Ucero 4
El Castillo de Ucero 5
El Castillo de Ucero 6
El Castillo de Ucero 7
El Castillo de Ucero 8
El Castillo de Ucero 9
El Castillo de Ucero 10
El Castillo de Ucero 11
El Castillo de Ucero 12
El Castillo de Ucero 13
El Castillo de Ucero 14
El Castillo de Ucero 15
El Castillo de Ucero 16
El Castillo de Ucero 17
El Castillo de Ucero 18
El Castillo de Ucero 19
El Castillo de Ucero 20
El Castillo de Ucero 21

Desde ahí cruzaremos el foso, al hacerlo, podemos observar la torre del homenaje que se erige a nuestra derecha, colosal, majestuosa, coronada por “la diablesa”, esa gárgola tan característica para los moradores del lugar. Toda la construcción consta de un triple recinto amurallado, la parte interior está además protegida por este foso.

Al término del foso, giraremos a la izquierda para llegar a lo que sería la ubicación del puente levadizo que daba acceso al patio de armas central del castillo. El acceso se realizaba por una serie de rampas, hasta llegar al núcleo interior por el puente levadizo, dejando desprotegido al posible invasor y favoreciendo su defensa.

En ese acercarnos a lo que fue el puente levadizo, a nuestra derecha podemos ver como se abre el muro, dejándonos libre el acceso a la explanada donde antaño estaba ubicado el pueblo de Ucero, protegido por tan colosal defensa.

Cruzamos el puente ahora hecho de madera y fijo y entramos en el patio de armas. Podemos ver cómo era este castillo. Poseía un aljibe, del que quedan restos, y una zona de estancias en donde hoy día se observan los encajonamientos de las vigas en los muros.

La torre del homenaje preside la estructura, se mantiene en un relativo buen estado. Tiene equinas de sillería y está rematada por unas hileras de ménsulas que soportaban el almenado.

Al cruzar hacia ella encontramos una excavación en el suelo, abovedada, donde las leyendas populares dicen que estaban escondidas las campanas de la iglesia. Objetos que al conquistar el castillo fueron recuperadas a los musulmanes y devueltas a la iglesia.

*Carrusel de Fotos del Interior de la Torre del Homenaje

El Castillo de Ucero 22
El Castillo de Ucero 23
El Castillo de Ucero 24
El Castillo de Ucero 25
El Castillo de Ucero 26
El Castillo de Ucero 27
El Castillo de Ucero 28
El Castillo de Ucero 29
El Castillo de Ucero 30
El Castillo de Ucero 31
El Castillo de Ucero 32
El Castillo de Ucero 33
El Castillo de Ucero 34

Una vez dentro de la torre vemos que el remate del techo es una bóveda ojival que tiene restos de pinturas y está apoyada en modillones decorados con cabezas y personajes. En la clave de esta bóveda hay un Agnus Dei (cordero de Dios), figura de un cordero que algunos estudiosos encuadran dentro de la simbología templaría.

El acceso a la parte superior esa truncado, se observan como en su tiempo había una estructura de pisos para las habitaciones nobles y en la parte más alta un acceso al tejado de la torre. Dentro de esos pisos, encontramos diferentes adornos esculpidos en las esquinas de la torre.

Desde la pradera exterior, donde se asentaba la villa, podemos ver que la torre dispone de una ventana ojival con moldura decorada con dos gárgolas asimétricas. Es fruto de una reconstrucción posterior, sin fines defensivos, más bien residenciales.

Dentro de los restos del perímetro amurallado podemos encontrar una ermita separada de la construcción defensiva pero relacionada con la misma, pues en tiempos, el pueblo estaba dentro de este recinto amurallado, así como San juan de Otero.

*Carrusel de Fotos de extramuros y vistas

El Castillo de Ucero 35
El Castillo de Ucero 36
El Castillo de Ucero 37
El Castillo de Ucero 38
El Castillo de Ucero 39
El Castillo de Ucero 40
El Castillo de Ucero 7
El Castillo de Ucero 42
El Castillo de Ucero 43
El Castillo de Ucero 44
El Castillo de Ucero 45
El Castillo de Ucero 46
El Castillo de Ucero 47
El Castillo de Ucero 48
El Castillo de Ucero 49
El Castillo de Ucero 50
El Castillo de Ucero 51
El Castillo de Ucero 52

Fuera del castillo, a la derecha según hemos entrado, hay un “mirador”, podemos observar cómo se abre ante nosotros una vista maravillosa y abajo a la izquierda vemos los restos de un túnel que surgía del castillo y llegaba hasta el río Ucero, es transitable en dos tramos. Este acceso subterráneo permitía a los moradores del castillo disponer de agua en caso de asedio. No se descarta también como una de las posibles vías de escape subterráneas de este castillo.

El túnel está construido excavando el hueco en el suelo y cubriéndolo con lajas de sillarejo y calicanto. Tiene una anchura de 1,16m y una altura que varía entre los 2,13 m y los 1,5 m.

Su historia.

Hay constancia que desde tiempos de Alfonso I de Aragón, ya estaba asentada la Orden del Temple en estos lares, en el año 1170  está documentado un litigio entre la Orden del Temple y la de Calatrava donde se cita el convento de San Juan de Otero. Un convento ubicado por fuentes modernas, (Ángel Almazán o Alejandro Aylagas entre algún otro), dentro del recinto amurallado de este castillo.

El Castillo de Ucero 53

El Castillo de Ucero perteneció a la orden del temple, al igual que la cercana ermita de San Bartolomé, la cual fue construida poco después de la batalla de las Navas de Tolosa, trasladándose el convento al interior del cañón del río lobos.

A partir del s. XIII, tenemos noticas de este castillo, Alejandro Aylagas, considera a Juan González de Uzero primer señor del castillo en 1212, siendo posteriormente señor de la villa don Juan García de Villamayor y su viuda doña María Alfonso de Ucero.

La villa es adquirida por el obispo de Osma Juan Ascarón en 1302 por una cantidad casi simbólica, junto con sus trece aldeas, a los nietos de don Juan García de Villamayor.

 

 

El Castillo de Ucero 54La toma de posesión no estuvo exenta de complicaciones por antiguos derechos sobre la villa, pero pasará desde esta fecha a formar parte de los distintos prelados. Así, en el S.XV, el obispo don Pedro de Montoya lo acondiciona y reconstruye.

En el S. XVI, Honorato Juan hace colocar su escudo sobre la puerta de acceso, que aún hoy se conserva. Desde entonces el castillo ha estado en poder de sus prelados a quienes ha prestado un dispar servicio: como mansión palaciega para los obispos que acudían a solazarse con la pesca de la trucha en el acotado río Ucero, y como cárcel para los clérigos que la merecieron.

Dites y decires

Se cuenta que también reyes y nobles disfrutaban de la pesca en este río y tenían encuentros ocasionales con sus amoríos en estos lares. Eran unas truchas tan bien sabidas, que los alevines de este río se llevaron a repoblar la Real Granja de San Idelfonso.

Las leyendas ubican que en este castillo fue encarcelado Almanzor, después de perder la batalla de Calatañazor y su famoso tambor.

*Años atrás

El Castillo de Ucero 55

.

La forma en la que tratamos la información nos diferencia del resto de medios de difusión.

La crisis del COVID 19 esta afectando considerablemente a la venta de publicidad con la que se sostiene este medio, no te podemos ofrecer un carnet VIP, pero si la posibilidad de que realices un donativo para ayudar a mantener este medio.El Castillo de Ucero 56

Crowdfunding Solidario:

Ayúdanos a Mantener un Medio Digital
de Información Independiente en la España Rural.

Pulsa para hacer tu donativo

 

Comparte si te ha gustado...

Entradas relacionadas