El Informe del BCE para la economía española es alarmante

bce informe
Miguel Ángel Miguel Andrés. M&M Difusión. Soria. 

El informe anual del BCE ha llegado, los indicadores de la realidad en la que estamos están aquí.

Esta claro que las medidas adoptadas para contener la pandemia han tenido un impacto muy acusado sobre la evolución de la actividad económica en España, sobre todo desde el mes de marzo, pues supuso una interrupción en el crecimiento de la economía española.

El PIB de la economía española sufrió la mayor contracción intertrimestral de su historia, hasta ese momento, en el primer trimestre de 2020. El estado de alarma ocasionó que el PIB se contrajera un 5,2 % en el conjunto de los tres primeros meses del año.

Los indicadores de actividad más recientes apuntan a que la caída en el PIB será sensiblemente más intensa en el segundo trimestre.

El impacto de esta crisis sobre el empleo está siendo particularmente acusado:
1) A la reducción de la afiliación a la Seguridad Social (de 752.000 personas entre mediados de marzo y finales de
mayo) se suman los trabajadores afectados por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y los
autónomos en cese temporal de actividad (3 y 1,4 millones, a finales de mayo, respectivamente).
2) Como es habitual en el mercado de trabajo español, la mayor parte del ajuste está recayendo sobre los
trabajadores temporales.
3) El ajuste del empleo está teniendo una incidencia muy heterogénea por sectores: más negativa en los servicios
(especialmente, en el comercio minorista, el ocio, la restauración y la hostelería) que en las manufacturas o en
el sector primario.

El informe del BCE nos va apuntando: «Desde el punto de vista de la demanda, todas las partidas de gasto privado habrían experimentado caídas muy significativas en la primera mitad del año.»

Desde el comienzo de la crisis, se han observado algunos cambios notables en la composición de las partidas de gasto de los hogares. Las medidas de confinamiento y la suspensión de la actividad de determinados sectores han forzado un cambio significativo en el patrón de consumo de los hogares. Entre las partidas de gasto que se han visto más negativamente afectadas, destacan las relacionadas con la hostelería, pero también han sufrido desplomes históricos las ventas de automóviles, las de bienes de equipo personal (categoría que incluye, entre otros artículos, la ropa y el calzado) y las de bienes de equipo del hogar (rúbrica que incluye los muebles, la iluminación y los electrodomésticos, entre otros productos.

La destrucción de empleo se concentró en la segunda mitad de marzo. Solo en esa quincena, que siguió a la declaración del estado de alarma, la afiliación a la Seguridad Social se redujo en más de 890.000 personas. Como en otros episodios de fuerte destrucción de empleo en la economía española, en esta crisis la mayor parte del ajuste está recayendo sobre los trabajadores temporales.

Así, por ejemplo, entre julio de 2008 y mayo de 2009, en la fase inicial de la crisis financiera global, el 92 % de los trabajadores que perdieron su empleo en España tenían un contrato temporal. En el contexto actual, esta situación se habría agravado, posiblemente, por el hecho de que los sectores que han resultado más afectados por la crisis sanitaria son, además, los que presentan una mayor tasa de temporalidad.

El análisis de las altas y bajas en los registros de la Seguridad Social revela que, en marzo, el deterioro de las cifras de afiliación se debió, fundamentalmente, al aumento de las bajas, que fueron un 36 % superiores a las registradas en marzo de 2019, y, en menor medida, a la disminución del número de altas, que cayeron un 19,2 % con respecto al mismo período del año anterior.

Las partidas económicas para sanidad y la exoneración de IVA a entidades públicas que compren determinados productos sanitarios, la flexibilización de los ERTE y reducción de jornada, y la exoneración de las correspondientes cuotas empresariales a la Seguridad Social (del 100 % en el caso de las pymes y del 75 % para el resto de las empresas), un ingreso mínimo de 5.538 euros anuales por persona, (para 850.000 personas suponen más de 3.ooo millones anuales), una línea de avales públicos de 100 mm de euros para préstamos a sociedades no financieras, y otra de 2 mm de euros centrada específicamente en pymes y empresas exportadoras, una línea de crédito de 400 millones de euros dirigida a empresas del sector turístico, las moratorias legislativas de las deudas hipotecarias y de los contratos de crédito sin garantía hipotecaria para los empresarios individuales en situación de vulnerabilidad económica como consecuencia de la crisis.

El Informe del BCE para la economía española  es alarmante 1

Las estimaciones del coste presupuestario que va a suponer el conjunto de medidas discrecionales aprobadas por el Gobierno para hacer frente a esta crisis están sujetas a una extraordinaria incertidumbre.

Es previsible que esta crisis provoque un incremento muy notable del déficit de las AAPP en los próximos trimestres como resultado, en buena medida, de una reducción muy significativa de los ingresos impositivos del sector público y de un aumento del gasto por prestaciones de desempleo.

A pesar de los progresos alcanzados en los últimos años, la economía española aún presentaba algunas importantes fuentes de vulnerabilidad a finales de 2019, que están condicionando la respuesta a la crisis del Covid-19 y la magnitud de la actual recesión.

En primer lugar, el desempeño de la economía española en los próximos trimestres dependerá de cómo evolucione la pandemia desde un punto de vista sanitario, de cómo se desenvuelvan los planes de desescalada gradual que han venido implementándose en las últimas semanas y de la medida en que la actividad de los distintos sectores de la economía pueda recuperar una cierta normalidad. Cuestiones, todas ellas, que, en el contexto de una economía global sumamente integrada, es necesario valorar tanto en el ámbito nacional como en el internacional. En segundo lugar, el dinamismo de la economía española en el medio plazo dependerá del grado en que esta crisis sanitaria pueda haber dañado el potencial de crecimiento de la economía, a pesar de las medidas desplegadas para evitarlo. En este sentido, existe una considerable incertidumbre en cuanto al deterioro persistente que esta crisis pueda ocasionar sobre el mercado laboral y el tejido empresarial. Por último, las perspectivas de medio plazo de la economía española y global se verán influidas por la evolución del sistema financiero, y en particular por la posibilidad de que se produzcan episodios disruptivos en este ámbito, con implicaciones potencialmente adversas para la actividad real.

La incertidumbre sobre un posible rebrote puede tener un impacto negativo sobre la inversión empresarial de aproximadamente un 27 %.

Los sectores más afectados por las restricciones para la contención de la pandemia tienen un peso elevado en la economía española, lo que amplifica el impacto negativo de la crisis en el corto plazo y, previsiblemente, influirá en el dinamismo de la posterior recuperación.

En estos momentos, todavía se desconoce el grado concreto en el que las medidas de política económica serán efectivas para evitar daños persistentes en el mercado laboral.

El porcentaje de los trabajadores afectados por un ERTE que acabará recuperando su empleo dependerá, entre otros aspectos, de la capacidad de crecimiento de cada sector y cada empresa.

La evidencia empírica disponible apunta a que los esquemas de ajuste temporal del empleo, como los ERTE, tendrían una capacidad relativamente limitada para proteger el empleo en el medio plazo en caso de que se produzcan cambios estructurales en las dinámicas de actividad.

Si un número importante de trabajadores pierde su empleo de manera relativamente prolongada, el capital humano y el potencial de crecimiento de la economía en el medio plazo se verán negativamente afectados.

También existe una considerable incertidumbre respecto de los daños persistentes que esta crisis pueda causar sobre el tejido empresarial español. La fuerte contracción de la actividad en algunos sectores durante los últimos meses ha generado un acusado aumento de las necesidades de liquidez de las empresas y los autónomos. El descenso de las ventas ha hecho que muchos de ellos no cuenten con ingresos suficientes para hacer frente a los pagos asociados, por ejemplo, a los suministros, los alquileres o los costes de personal (a pesar de las medidas aprobadas por el Gobierno, que han contribuido a reducir algunos de estos gastos en el corto plazo y a retrasar el pago de otros, como los impuestos o los alquileres). En este sentido, las estimaciones realizadas por el Banco de España apuntan a que una proporción significativa de las empresas no financieras españolas presentaría necesidades de liquidez para hacer frente a estos pagos, así como a la amortización de sus deudas financieras, en los tres últimos trimestres del año.

El Informe del BCE para la economía española  es alarmante 2

En todo caso, a pesar de este amplio abanico de medidas, un número muy significativo de empresas ya se han dado de baja en los registros de la Seguridad Social. Casi 108.000 empresas entre finales de febrero y finales de mayo se han dado de baja de la Seguridad Social. Esta evidencia apunta a la necesidad de fomentar un funcionamiento ágil y eficaz del procedimiento concursal español.

Una tercera fuente de incertidumbre que condiciona las perspectivas de crecimiento de la economía española en el medio plazo tiene que ver con la evolución de los mercados financieros en los próximos trimestres. Otro riesgo de naturaleza financiera es el vinculado con la posibilidad de que se produzcan recortes significativos en las calificaciones crediticias otorgadas por las agencias especializadas a los valores emitidos por las empresas financieras y no financieras. A estas fuentes de incertidumbre se añade la ausencia de perspectivas claras sobre un acuerdo comercial entre el Reino Unido y la UE, una vez que termine el actual período transitorio acordado por ambas administraciones en el marco de las negociaciones sobre el brexit, el 31 de diciembre 2020.

Hay diversos factores que limitan la capacidad de crecimiento de la economía española:

La profundidad de esta crisis probablemente provocará algunos daños persistentes en el crecimiento potencial
de la economía española, que ya era relativamente reducido antes de esta crisis.

El bajo crecimiento de la productividad es el principal factor determinante del modesto crecimiento potencial de
la economía española. A su vez, la baja productividad se explica, entre otros aspectos, por el reducido tamaño
de las empresas españolas y por menores niveles promedio de capital humano y de capital tecnológico que
otras economías de nuestro entorno.

En el futuro será necesario profundizar en los motivos, de diversa índole, por los que el tejido empresarial
español permanece tan sesgado hacia las compañías pequeñas, y disponer de mecanismos para favorecer el
crecimiento empresarial.

La desventaja relativa en capital humano de la economía española aconseja un replanteamiento del diseño
institucional del sistema educativo, que incluya una revisión profunda del contenido del currículo y del propio
sistema de aprendizaje.

Es preciso potenciar las palancas de financiación más aptas para el desarrollo de inversiones en innovación.
También es esencial reforzar los mecanismos de apoyo a la innovación y mejorar la evaluación y la selección de
las carreras investigadoras.

Se nos depara un tiempo de recuperación de al menos dos años…

Enlace a los informes del BCE.

La forma en la que tratamos la información nos diferencia del resto de medios de difusión.

La crisis del COVID 19 esta afectando considerablemente a la venta de publicidad con la que se sostiene este medio, no te podemos ofrecer un carnet VIP, pero si la posibilidad de que realices un donativo para ayudar a mantener este medio.El Informe del BCE para la economía española  es alarmante 3

Crowdfunding Solidario:

Ayúdanos a Mantener un Medio Digital
de Información Independiente en la España Rural.

Pulsa para hacer tu donativo

Comparte si te ha gustado...

Entradas relacionadas