Mi relación con el coronavirus en Soria

Mi relación con el coronavirus en Soria 1

Miguel Ángel Miguel Andrés. M&M Difusión. Soria.

Llevo días con el directo y la última hora del coronavirus, lees toda la información del momento y tienes claro lo que viene a continuación porque eres consciente de las medidas que se toman, pero ¿hasta qué punto era consciente?

Estaba cogiendo leña esta mañana cuando Marta, mi mujer, me llama, sus primeras palabras fueron:

  • ¿te has enterado?
  • ¿de qué? – la respondí, era raro que no me enterase de todo…
  • Ortega Smith ha dado positivo en coronavirus, nos crecen los enanos.

Rápidamente lo recordé, este sábado tuve la suerte de poder asistir a la Asamblea Ordinaria de VOX en Madrid, el viaje entrañaba sus riesgos por los casos de coronavirus en dicha ciudad, pero el Gobierno no había negado cualquier tipo de acto público, de hecho, había una manifestación programada para ese domingo en la capital. Luego, debería de haber focos controlados, ayer ya anunciaban el cierre de todos los colegios de Madrid. Un día después de la manifestación.

Cuando pensé en ir, consideré que no me exponía más que si trabajara en el restaurante con público de la capital que hiciera turismo por Soria. Ese sábado, al terminar la velada, en la cena, compartí una instantánea con Javier Ortega. Creo que será la foto más cara de mi vida, una foto que con alegría colgaba en las redes sociales.

Mi relación con el coronavirus en Soria 2

Terminaba de coger la leña mientras decidía que hacer, no trabajar hoy, hablar con mi jefe, llamar al 900222000 o al 112 y esperar por ver que se decidía sobre mí. Todo lo que preveía para dentro de unos días en Soria se adelantaba y el portador era yo. Mientras, desde la calle y retirado de mi compañera de trabajo, le explicaba a distancia lo que ocurría. Se quedó muertecita de miedo. ¿y ahora que hago yo? me dijo.

Dejé el trabajo en el restaurante y me fui al Burgo de Osma, a la tienda de mi mujer, ella ya la había cerrado para evitar contactos. Yo, llamé al 112 y después de tomarme los datos me pasaron con personal sanitario, el cual al escuchar como me encontraba, decidieron descartar realizarme un seguimiento y descartarme como un caso activo, ¡Podía seguir con mi vida!.

Cuando le pregunto si tomo alguna medida, me dice que use cubiertos individuales, que use guantes. Le digo que trabajo en un restaurante, que si puedo ir, me dice que puedo trabajar pero que guarde una distancia con la gente y que use guantes. Tras lo cual termino la llamada y me quedo asombrado ante lo que he vivido, pues no le he dicho que trabajo en un restaurante y me pide que guarde una distancia, ¡es imposible!.

Cuando se lo explico a mi mujer no se queda a gusto, pues realmente no sabe si estoy contagiado o no, y tenemos los tres niños pequeños con nosotros, tengo la primera bronca de la mañana, así que la pido que sea ella la que llame de nuevo y fuerce las cosas por ver si conseguimos que me hagan la prueba del coronavirus.

En lugar de llamar se presenta en el centro de salud y expone el caso, activando con ello el protocolo coronavirus, hablo con ella y me dice primero que recoja a los niños en el cole y vaya al centro de salud, poco después la cambian la operativa y me dice que los lleve a la tienda y que cierre hasta que ellos vengan a hacerme pruebas para no poner en riesgo el Centro de Salud.

Hago como pide y espero, al rato recibo la llamada de epidemiología de Soria y les cuento lo mismo que le conté anteriormente a la chica que me atendió y que consideró que yo no era una amenaza si no tenía síntomas. Ahora, ambas partes coinciden si no tenía síntomas no hacia falta hacerme seguimiento, me dijeron que hiciera vida normal. Si no presentaba un cuadro de fiebre o tos o carencia de aire, que siguiese con mi vida.

La incertidumbre acerca de si yo estaba contagiado no se resolvía, mi compañera de trabajo con un padre muy mayor asustadisima por si ella estaba contagiada, mis niños con algo de tos desde hacia 3 noches sin más problemas, y todo ello sin una respuesta médica que nos tranquilizase.

Mi mujer en el centro de salud recibe la notificación de que se puede ir a casa y hacer vida normal, cuando se lo dicen, mi mujer le responde, “¿y me lo dices desde 5 metros de distancia?”, y con guantes. Mientras salía observaba como se distancian y la abren la puerta sin acercarse para que se vaya. Vamos para irse super tranquila.

Al llegar a la tienda, me cae la segunda bronca, «¿y no podías haber dicho que estabas mal para que te hicieran la prueba y salimos de dudas?», me sentí culpable, abochornado, eran mis hijos los que estaban expuestos. En poco rato decidimos no llevar a los niños al colegio e interrumpir nuestra vida y el contacto con las personas durante unos días en función de lo que nos sea posible.

La tienda de ropa, que deciros, la ruina, es probable que en mucho tiempo nadie entre a comprar, no tenemos un negativo, no tenemos un positivo, pero creamos miedo por proximidad, las entrevistas programadas del periódico suspendidas hasta nuevo aviso. Ausencia de ingresos en poco tiempo, pero los pagos llegarán puntuales y aún no se ha dado realmente un positivo en la zona, lo peor aún está por llegar.

Esto es Soria, aquí nos conocemos todos y sabemos cómo es el carácter del soriano y su tendencia en función de sus miedos, una prueba, una analítica, me hubiera hecho recuperar las ventas del negocio o perderlo del todo, pero con razón, negativo o positivo. Esta noche seré yo el que piense en mis niños cuando duerma con ellos, seré yo el que elija abrazar a mi mujer, seré yo el que piense en el padre de mi compañera y si le causaré yo algo por haber afectado a su hija, cuando realmente sanidad me ha dicho que no me preocupe, que haga vida normal.

Una vida normal, en la que si estoy incubando algo, supone de 4 a 24 días de incubación, yo puedo interactuar con más de 1000 personas en este tiempo de todas las partes de España y sin desplazarme.

No entiendo la forma de indagación o contención de este virus, me resulta alarmante la ligereza con la que se me suelta, sin prueba alguna. Y, si a los pocos días manifiesto síntomas, es cuando van a ver a cuantas personas he tocado, o ¿los van a dejar hasta que tengan síntomas sin hacer nada?.

Desde mi posición quiero manifestar mi más sincero apoyo y dar un fuerte abrazo a todos los afectados por coronavirus, ya no sólo por lo que viven si no por la mortificación de sus pensamientos al pensar que sus seres queridos pueden morir al ser contagiados por ellos.

Un abrazo para Javier Ortega y desde aquí desearle su pronta recuperación.

También quiero hacer constar que si se me hace la prueba, yo me puedo empezar a medicar antes, para que mis pulmones no sufran daños, etc, ¿acaso tengo que llegar con una fibrosis pulmonar para ser un afectado?

Según término de subir el artículo, y a punto de publicarlo, me llaman del centro de salud del Burgo de Osma, pidiéndome que no lleve a los niños al colegio y que nos quedemos unos días en casa que esta llamando la gente del pueblo y de la zona muy asustada, y me enfado.

Me dicen,»ya se que te han dicho que no tomes medidas pero te agradeceríamos que no llevaras a los niños al colegio y os quedarais en casa unos días.», La interrumpo indignado, y le digo que por decencia esa decisión ya la habíamos tomado, pero que trabajamos y comemos de lo que ganamos y no se me ha hecho una prueba para acogerme a una baja por enfermedad, no se me ha hecho una prueba para quitarme el temor de contagiar a mis hijos, ni para tranquilizar a mi compañera que tiene a su padre mayor en la UCI y no puede ir a verle por si ella le contagia  y su padre pierde la vida, ni a la gente de mi entorno que llama asustada.

La expongo que no me parece justo el trato que se me ha dado, que no somos unos «viva la virgen» y que no queremos que nadie sufra por nosotros, pero que cuente que lo voy a publicar en los medios para que se enteren de como es la contención del sistema sanitario español o soriano. Me dice que se les ha ido de las manos y la digo que habiliten más laboratorios y hospitales de campaña, porque al final los propios médicos contagiados tratarán de curar a enfermos contagiados ante el colapso del sistema sanitario y los que más sufrirán serán ellos.

Estoy muy enfadado como ser humano, esto va más allá de un partido político o un medio de difusión, hoy tengo que cuestionarme si beso a mis hijos, si duermo con la persona que amo o si salgo a comprar el pan o la compra mañana y a que hora que no halla nadie.

No se nos han dado mascarillas y encima me piden que me quede en casa. Indignante, no, lo siguiente y cada palabra que pongo puede suponer que un negocio de la zona se vea afectado y tenga que cerrar sus puertas, todo por no hacer una sencilla prueba médica, vamos no me jodas.

 

900 222 000 teléfono gratuito de La Junta de Castilla y León

*Se recomienda llamar a este teléfono antes de acudir a un centro asistencial.

¿Qué debes saber del coronavirus?

(Pulsa en la imagen)

Mi relación con el coronavirus en Soria 3

 

Pincha en la imagen para seguirlo en directo. (Mapa en tiempo real)

Mi relación con el coronavirus en Soria 4

Crowdfunding Solidario:

Ayúdanos a Mantener un Medio Digital
de Información Independiente en la España Rural.

Pulsa para hacer tu donativo

Comparte si te ha gustado...

Entradas relacionadas