Pedro Sánchez no descarta subir los impuestos después de salir del confinamiento

subida de impuestos

Miguel Ángel Miguel Andrés. M&M Difusión. Soria.Pedro Sánchez no descarta subir los impuestos después de salir del confinamiento 1

 

Era el comentario de ayer de Pedro Sánchez, subir los impuestos en cuanto se recupere la normalidad, después del confinamiento. Un comentario que me hacía ebullir por dentro viendo mi situación económica actual.

M&M:  La opinión del director:

Tenemos que retroceder en el tiempo para entender el planteamiento y al mismo tiempo la cabezoneria del Sr. Sánchez a la hora de querer en todo momento subir los impuestos. Hay que recordar esa y la otra gran cabezoneria, querer en todo momento ser presidente de España a toda costa.

subida de impuestosEl 15 de octubre de 2019, martes, unas horas antes de conocer las sentencias del process, Pedro Sánchez y Nadia Calviño enviaron a Bruselas el Plan Presupuestario 2020.

En su línea de trabajo para ese Plan Presupuestario, las previsiones del Gobierno hasta ahora auguraban un alza al cierre del 2019 del 2,2%, continuando con una subida menor, del 1,9%, en 2020 y del 1,8% en 2021.

Todo ello presuponiendo que el empleo a tiempo completo creciera un 2,1% a cierre del 2019, y se moderara al 1,8%, al 1,7% y al 1,6% en los tres siguientes ejercicios, de forma que la tasa de paro cerraría en el 2019 en el 13,8%, para disminuir progresivamente al 12,3%, al 11% y al 9,9% en los tres ejercicios siguientes.

Unos números que ya de por si eran dudosos y difíciles de creer, ahora vemos que son imposibles en los ejercicios siguientes. Con todo y con eso, ya antes de esta crisis había una gran irrealidad.

España cerró en el 2019 con un déficit del 2,7% del producto interior bruto (PIB), según el Instituto Nacional de Estadística (INE), lejos del 2% que afirmaba Sánchez.

En cuanto a la deuda pública, Sánchez y Calviño, afirmaron que el Gobierno está reduciendo la deuda pública, y que en 2019 cerraía con el 95,9% del PIB (según el procedimiento de déficit excesivo PDE). Hoy sabemos que cerraron en el 95,5% del PIB, cuatro décimas por debajo de la meta que se había marcado el Ejecutivo.

El compromiso presupuestario de Sánchez se centraba en una promesa hecha a Bruselas y esto es lo que nos está matando, su «cabezoneria económica». Para sacar adelante su plan, Sánchez, prometió que los ingresos tributarios en 2019 crecerían un 9,5% respecto a 2018. Algo inalcanzable como así fue, pues al cierre de 2019, llegábamos a unos ingresos totales del 8,1 %, hasta los 253.101 millones.

Unos ingresos que maquilló con la cesión de los entes a las comunidades para de este modo, subir la cifra anterior hasta el 9,2% mucho más cercana a la promesa del 9,5% que había hecho a Bruselas. Ceder los entes, le salvaba el tipo en 3 décimas. Es decir cedía gasto a las comunidades y maquillaba los números del Estado.

Fue un poco después, cuando el grupo de profesores y economistas formado por Juan Laborda, Juan Carlos Bermejo, Juan Carlos Barba y Roberto Centeno, remitieron una carta a Bruselas dando a conocer la realidad de los hechos, la realidad de la economía española, de cara a que se pudieran crear o plantear unos presupuestos reales.

El ejecutivo seguirá subiendo los impuestos

Pero la línea de negocio de Sánchez no quedó ahí, pues para el 2020 se comprometió a que los ingresos tributarios totales registren un alza del entorno del 4,8%, más que el ejercicio anterior, lo que supondría un nuevo récord de recaudación.

Y, ¿de dónde saca el ejecutivo este dinero? ¿de qué lo recauda? pues, gracias a los cambios en hidrocarburos y con el impuesto sobre el valor de la producción de la energía eléctrica, conseguiría esta cifra.

¿Cuál es nuestra situación?

Para conseguir estas cifras Sánchez no puede tocar los impuestos, no puede condonar nada, deja en manos de las Autonomías y municipios, la gestión de sus remanentes para establecer líneas de ayudas de cara a pagar las cuotas de autónomos y otros impuestos que ayuden al ciudadano a salir de la crisis económica que ha creado esta pandemia.

Al mismo tiempo deja en manos privadas, la banca, las lineas de actuación ICO, para no vaciar las arcas del Estado y mantener los números, sobre todo cuando aún no ha conseguido aprobar los presupuestos generales del Estado en España y que están ligados a las cifras que propuso a Europa. No le preocupa avalar, eso lo resolverá después, le ocupan los presupuestos y ser presidente.

Esta línea de pensamiento que sigue el ejecutivo español se esta convirtiendo en la rueda de molino que va a destrozar la economía española hasta limites insospechados. En lugar de dar marcha atrás y seguir un proceso acorde con lo que vivimos, para crear unos presupuestos mas reales y liberar de cargas impositivas al ciudadano, Sánchez no cambia de estrategia y nos conduce al desastre. Su línea obsesiva de pensamiento le imposibilita para salvar a España, y todo ello, por poder seguir siendo Presidente, después de que voten a favor de los presupuestos generales del Estado el resto de las fuerzas políticas del pacto de desbloqueo.

Sánchez vive en lo que quiere, pero no se maneja en la realidad de nuestro país en estos momentos, no se adapta al cambio, y dar marcha atrás equivale a mostrar la realidad de la economía española sin tapujos, cosa que tampoco le interesa.

subida de impuestosUnas directrices que nos llevan a la ruina, acaso nadie se lo ha preguntado, ¿por qué no se baja el precio del combustible diesel en estos momentos para agricultores y camioneros que están soportando la carga de proveer de recursos a la población cuando el barril de crudo de Brent está en mínimos históricos? Sencillo, no podría tener la recaudación que necesita para cumplir sus números. (Cambios en hidrocarburos)

¿Por qué crea moratorias en el pago de los impuestos como ayudas a la crisis actual? porque no puede dejar de recaudar para cumplir con sus números, 4,8%.

¿Por qué no cambia el impuesto a la luz eléctrica para que las familias no soporten tanta presión? por la misma razón, necesita cobrar todas las tasas. Por ello no escucha las propuestas de las fuerzas de la oposición.

Sánchez, sigue en la línea de pactar con sus socios separatistas de cara a salvar los presupuestos generales y al mismo tiempo quiere cumplir los números con Europa para no tener que retocar los presupuestos y que no se demore su aprobación.

Prometerá a todos, todo, con tal de sacar los presupuestos generales del Estado y seguir siendo presidente de España. Pero, ¿a qué precio? ¿tú accederías?

Lo que se le va de las manos es, tal vez, la forma en la que está evitando incurrir en gasto a la hora de comprar material sanitario para la población española y poder así, seguir manteniendo sus cifras económicas. Este desajuste corregido semana a semana, este gasto variable que le está ocasionando la crisis del coronavirus, es lo que le puede haber llevado al ejecutivo a retrasarse en al compra de material sanitario de protección.

Un retraso que ha multiplicado el número de victimas en España por coronavirus y que da pie a muchos abogados a considerar que, el Estado ha cometido «dolo imprudente», por lo que éste ejecutivo, se puede enfrentar a múltiples procesos judiciales.

Sin contar con las mociones de censura de la oposición cuando termine el estado de alarma o las manifestaciones del pueblo español, en cuanto salga la vacuna del COVID 19, para cambiar de gobierno.

Los mismo retrasos han provocado que sus socios rechacen la forma de actuar del gobierno y miren hacia su electorado que está sufriendo las decisiones del ejecutivo con el que deberían pactar o haber pactado un momento antes de esta crisis tan viral. Un electorado del que dependen para ocupar la posición que ocupan. Cosa que contemplábamos en éste artículo.

Unas medidas adoptadas por el Gobierno que favorecen a la oposición en todos los aspectos, pues para salir de esta crisis económica en los próximos años, se tendrá que realizar una gestión del gasto, que bien puede pasar por retirar o eliminar las autonomías y poco después cambiar la ley electoral para que disminuya el número de políticos en España. Medidas económicas estructuradas y alineadas con la no subida de los impuestos para dar aire a una sociedad en paro y arruinada, donde del 30 al 50% de las pymes, corren el riesgo de desaparecer en los próximos 3 años.

Medidas y más medidas que iremos viendo y que puede pasar por que el Estado vuelva a tomar en sus manos el control de las eléctricas y otras compañías, dejando de ser privadas.

Sr. Sánchez está a tiempo de cambiar toda su política presupuestaria pues, no nos lleva a ninguna parte mantener una presión fiscal tan elevada sobre la ciudadanía y demorar más todas las ayudas que tarde o temprano tendrá que sacar si quiere salvar el país del hambre y la miseria. Eso o nos va dando las cartillas de racionamiento, usted verá.

Por mi parte tengo claro, que antes de un año y medio iremos a las urnas por el descontento social creado por su ambición, una ambición a todos los niveles de querer ser presidente de España y tal vez si le hubiesen dejado, serlo de la República española. 

Yo, por mi parte tengo claro, que mi voto se dirigirá a que usted, Sr. Sánchez, no esté nunca más presente en el gobierno de ésta gran nación. España.

Quédate en casa.

Es tiempo de ser humanos y solidarios con el de al lado.

Pedro Sánchez no descarta subir los impuestos después de salir del confinamiento 2 Pedro Sánchez no descarta subir los impuestos después de salir del confinamiento 3
La forma en la que tratamos la información nos diferencia del resto de medios de difusión.

Pedro Sánchez no descarta subir los impuestos después de salir del confinamiento 4

Crowdfunding Solidario:

Ayúdanos a Mantener un Medio Digital
de Información Independiente en la España Rural.

Pulsa para hacer tu donativo

Comparte si te ha gustado...

Entradas relacionadas